VALORAR A OTROS

By 31 Marzo, 2015 Liderazgo One Comment

Los miembros de un equipo siempre aprecian y admiran a alguien que es capaz de ayudarles a alcanzar otro nivel, alguien que los haga sentirse importantes y los capacite para alcanzar el éxito. Estas personas son como Bill Russell, ex jugador de los Celtics de Boston, quien tiene un lugar en el Salón de la Fama de la NBA y dijo: «La forma más segura para saber lo bien que he jugado es ver cuánto he hecho para que mis compañeros hayan jugado bien».
Los jugadores que añaden valor a sus compañeros tienen varias características en común:
Valoran a sus compañeros de equipo
El empresario Charles Schwab dijo: «Todavía no he encontrado a un hombre que, sin importar su posición, no haya hecho un mejor trabajo y hecho un mayor esfuerzo bajo un espíritu de aprobación que bajo un espíritu de crítica». Los miembros de su equipo pueden decir si usted cree en ellos o no. El rendimiento de las personas usualmente refleja las expectativas de aquellos a quienes respetan.
Realzan los valores que son importantes para sus compañeros
Los jugadores que valoran a otros hacen más que apreciar a sus compañeros de equipo; entienden lo que es importante para ellos. Escuchan para descubrir de qué hablan y en qué gastan su dinero. Este tipo de conocimiento, junto con el deseo de relacionarse con sus compañeros, crea una fuerte conexión entre todos. Y hace posible la próxima característica de los jugadores que añaden valor a sus compañeros.
Añaden valor a sus compañeros
Agregar méritos es realmente la esencia de realzar a otros. Es encontrar formas de ayudarles a mejorar sus habilidades y actitudes. Alguien que realza los méritos de otros busca los dones, talentos y la singularidad de los demás y luego les ayuda a aumentar sus habilidades para beneficio personal y el de todo el equipo. Una persona que añade valor a los demás es capaz de llevarlos a un más alto nivel.
Hacen de sí mismos personas más valiosas
Las personas que valoran a los demás se hacen ellos mismos mejores no sólo porque con esa actitud se benefician personalmente sino también porque ayudan a los demás a ayudar a otros. Nadie puede dar lo que no tiene. Por ejemplo, en básquetbol, un gran jugador como Karl Malone recibe la ayuda del campeón en asistencia el extraordinario John Stockton. Si usted quiere aumentar la capacidad de un compañero de equipo, hágase usted mismo mejor.

ALGO PARA PENSAR
¿Cómo lo ven sus compañeros de equipo? ¿Reconoce los méritos de los demás? ¿Los hace mejor de lo que pueden ser sólo con su inspiración y contribución? ¿Conoce realmente el valor de los miembros de su equipo? ¿Aprovecha esas características añadiéndoles valor en esas áreas?
Convertirse en una persona que añade valor a los demás no es siempre fácil. Se necesita seguridad personal para reconocer los valores de los demás. Si en lo profundo de su ser cree que ayudar a otros de alguna manera le va a afectar negativamente a usted o menoscabará sus posibilidades de éxito, entonces hacerlo le va a resultar hasta doloroso. Pero, como dijo Henry Ward Beecher: «Nadie está más equivocado que el egoísta». Cuando un miembro de un equipo reconoce con generosidad los méritos de sus compañeros, añade valor a los suyos.
ALGO PARA HACER
Si quiere ser un miembro del equipo que añade valor a sus compañeros, entonces haga lo siguiente:
• Crea en otros antes que ellos crean en usted. Si quiere ayudar a alguien a que sea mejor, entonces tiene que dar usted el primer paso. No al revés, es decir, dejar que los demás tomen la iniciativa. Pregúntese: ¿Qué tiene esta persona que sea especial, único y admirable? Luego comparta sus observaciones con esa persona y con otros. Si cree en los demás y les atribuye una buena reputación, les ayudará a ser mejores de lo que creen que son.
• Sirva a los demás antes que a usted. Uno de los servicios más beneficiosos que puede realizar para ayudar a los demás es que logren alcanzar todo su potencial. En su familia, ayude a su cónyuge. Libere tiempo y recursos para tener experiencias enriquecedoras. En el campo de juego, busque la manera de pasar la pelota a sus compañeros de equipo. En los negocios, ayude a sus colegas a brillar. Y cada vez que le sea posible, dé créditos a los demás por los triunfos del equipo.
• Añada valor a los demás antes que estos le añadan valor a usted. Una verdad básica de la vida es que la gente siempre busca la compañía de quienes los valoran y se alejan de quienes los desvalorizan. Usted puede añadir valor a otros destacando sus puntos fuertes y ayudándoles a concentrarse en mejorar. Pero recuerde esto: aliente y motive a otros fuera de su zona de comodidad pero nunca fuera de su zona de capacidad. Si trata de forzar a alguien para que trabaje en áreas en las que no tiene talento, sólo lo va a frustrar.

Tomado del Libro Las 17 cualidades esenciales de un jugador de equipo del Dr. John C. Maxwell

One Comment

  • Franz Reyes dice:

    Soy parte de un club deportivo “Gente Nueva” de La Paz – Bolivia. Y quiero comentarles que gracias a la ubicación que hemos recibido de parte de Lidere, hemos consolidado un grupo de actuales directivos, y estamos preparando a los nuevos, con el propósito de que asuman la organización en el mediano plazo. Reconocemos que John Maxwell y su equipo en nuestra congregación cristiana Ekklesia, ha tenido mucho que ver en este desarrollo grupal. Mil bendiciones.

Leave a Reply