Las 6 conversaciones más importantes que debe tener con el personal nuevo de la iglesia

By 30 marzo, 2017 Iglesia, Liderazgo No Comments

Has contratado a un par de nuevos miembros del personal de la iglesia, y se integrarán el lunes. Por supuesto, los primeros minutos requerirán que llenen los documentos de contratación, pero ¿luego qué? ¿Qué terreno debe cubrir para asegurarse de que todo el mundo inicia con el pie derecho?

Aquí están seis áreas que usted debe cerciorarse de atacar en el primer día:

1. Provea las herramientas apropiadas

Ellos necesitan entender su sistema de trabajo. ¿Utiliza una herramienta como Whatsapp para comunicarse? ¿Planea los servicios con un software de gestión de iglesia particular? ¿Necesitarán acceso al sitio web, a la intranet o a las redes sociales?

Asegúrese de explicar el proceso de comunicación y el flujo de trabajo y darles acceso a todas las herramientas que van a necesitar para hacer su trabajo.

2. Indique el Protocolo de seguridad

Definitivamente va a tener detalles específicos en lo que respecta a la seguridad. Si aún no lo ha hecho, asegúrese de diferenciar la información de seguridad general (que todo el personal de la iglesia necesita saber) de protocolos específicos que espera que ciertas personas conozcan según su rol.

Por ejemplo, es posible que desee que todos tengan una comprensión de cómo bloquear y desbloquear las puertas de la iglesia y cómo utilizar el sistema de seguridad. También es posible que desee que todos comprendan cómo funciona el registro de niños. Pero sólo un par de personas necesitan saber cómo hacer los depósitos de su iglesia.

Los nuevos miembros del personal de la iglesia necesitan conocer el protocolo de seguridad general y los protocolos específicos de sus roles. Usted debe asegurarse de que están debidamente entrenados desde que comienzan.

3. Recorrer el organigrama

Siempre será útil que la persona nueva sepa cómo funciona el equipo y dónde encaja. Por lo tanto, guiar a alguien a través del organigrama de su iglesia (y presentarlos con los jugadores clave) será una ayuda increíble.

Esto les ayudará a saber a quién dirigirse ante diferentes necesidades y preguntas. Por ejemplo, ¿a quién tienen que dirigirse para diseñar volantes y quién necesita aprobar el presupuesto de un proyecto?

4. Código de conducta

Poner expectativas claras al principio es mucho mejor que intentar entrar y arreglar los problemas después de que algo ocurre. Así que actúa con estas cosas de inmediato. Es ideal hablar acerca de cada punto para que puedan hacer preguntas y evitar malentendidos.

Sus miembros del personal son un reflejo de la iglesia en su conjunto, por lo que es justo abordar lo que usted espera de ellos en la iglesia y en sus vidas personales. Por ejemplo, este es un buen momento para hablar sobre cómo usan su cuenta de redes sociales y qué tipo de comportamientos reflejan mal a la iglesia.

5. Cómo se mide el éxito

La gente necesita entender si están o no realizando bien los trabajos que les han asignado. Su primer día es un buen momento para hablar acerca de las métricas que va a utilizar para evaluar su rendimiento.

Aproveche esta oportunidad para definir claramente:

  • Cuáles son los objetivos para el primer año
  • Cómo se miden esos objetivos
  • Cómo ayudarles para que su primera evaluación de desempeño sea un éxito
  • Primeros pasos para ayudarlos a comenzar bien

6. La misión y la visión de la iglesia

Esperemos que tu iglesia tenga un documento que claramente define quién eres como un cuerpo de creyentes y hacia donde vas. Eso les ayudan a identificar el enfoque de la iglesia para que pueda eliminar todas las distracciones de sus objetivos.

Estos documentos sólo funcionan si se les presenta a las personas (especialmente las que están en el liderazgo) y entienden cómo se implementan en la vida de la iglesia. Es increíblemente útil sentarse con los recién contratados y explicarles cómo la iglesia busca alinear sus prácticas y sistemas con su misión.

Crear una estrategia de integración para el nuevo personal de la iglesia

Es de su mayor interés que usted cree una estrategia reproducible con el nuevo personal que llega a la iglesia, así se evitará batallar con saber que hacer cada vez que contrata alguien. Esto no sólo les ayudará a avanzar rápido, sino que también llegarán a su casa en su primer día de trabajo con un fuerte sentido de seguridad y confianza en su organización.